Sin proponérmelo, sin previo aviso, sin darme cuenta, un día me brotó la poesía y se asentó en mi vida.
Mi poesía habla del misterio de la vida, de la soledad amiga, del no saber, del gozo interior de sentirse amado.
Creo que tenemos un mensaje en nuestras manos, que nos vamos transmitiendo unos a otros. La clave para descifrar ese mensaje es una palabra muy corta: “ama”. El amor es el sentido, da  luz,  abre porciones de cielo y hace que nos sintamos guerreros que cada día se ponen en marcha para levantar caminos y puentes entre las personas,  derribar fronteras y muros innecesarios y buscar enemigos en nuestro corazón, que es en el único sitio donde podemos encontrarlos.
El por qué de Agua y Luz se me escapa: Yo sólo soy una espectadora de primera fila,  asisto a la escenificación de mi vida, pero no llevo las riendas. Por eso, cada día es una sorpresa y cada momento puede ser apasionante, si no me dejo atrapar por la rutina y por la indiferencia.
Entre mis manos tomo esta obra y la ofrezco al que sólo es misterio y le podemos poner el nombre que tengamos a mano y más nos guste.

Concepción P. Saura

Primera edición: 2009
ISBN: 978-84-96910-97-3
Nº de páginas: 164
Encuadernación: Rústica
P.V.P: 12 € más gastos de envío.

 

Concepción P. Saura. Nací en 1950, tengo un hijo y una hija. Mi marido murió hace dos años y después de morir, se convirtió en poesía para vivir conmigo, desde entonces las escribo casi a diario.
Quiero con mi poesía, mover corazones de su sitio, el primero el mío, y también allanar caminos, encender sueños, apagar tristezas, contagiar amor.