“Cartas a mi hija Raquel (Recuerdos de aquella España Una, Grande, Libre)”, no es una biografía al uso, por lo que no pretende ser el fiel reflejo de la vida de su autor, sino más bien retazos, recuerdos, e historias que conoció de aquella España de su infancia y juventud, para sus salvadores, “Una Grande y “Libre”, y para los perdedores, una tiranía de silencios y miedos.

La obra se vertebra en sendos relatos, de una época o periodo de su vida, en donde la infancia y juventud ocuparon un lugar destacado, pues en esa edad en que nos hacemos hombres, ocurrieron las historias que marcan el carácter, todas ellas mágicas y fascinantes, pero también terribles y desgarradoras.

A lo largo de más de cuarenta cartas realizaremos un recorrido por aquellos años del Franquismo, conoceremos las costumbres, las enseñanzas que pretendieron inculcar a las mentes infantiles, los prejuicios, la intolerancia y la intransigencia de aquella España Nacional Católica, según sus dirigentes, “Salvaguarda moral de Occidente y Faro y guía del mundo”, y todo ello, a través de la mirada ingenua de un niño; viviremos sus ilusiones, sus juegos, los tebeos, sus héroes, sus travesuras, sus descubrimientos, el del del mundo fascinante de la radio, y la magia de la televisión, y del cine.

Su autor, a través de sus recuerdos, pretende realizar su personal homenaje a aquellos hombres y mujeres anónimos, en especial a los sufridos maestros nacionales, que con su sacrificio y entrega, con su esfuerzo y tesón, lucharon día a día, para conseguir que los niños y niñas fueran felices en medio de aquella España triste, más muerta que vida, donde el patriarca Franco pensaba por todos.

El mensaje que pretende trasmitir está lleno de esperanza y de optimismo, todas sus relatos beben de la magia del séptimo arte, el cine es el nexo común de todas estas historias, de ahí que no sea casual que bastantes de ellas tengan como título, el de extraordinarias películas de cine, con ello pretende, aparte de mostrar una época, hacer un segundo homenaje, a ese teatro de los sueños.

Fecha edición: 2012
ISBN: 978-84-92869-62-6
Nº de páginas: 796
Encuadernación: Rústica
P.V.P: 25 € más gastos de envío.


José Cuenca Molina nació el 25 de marzo de 1949 en Navas (Castelladral), pasando su infancia en Torelló y su juventud en Mollet del Vallés, tres pueblos de la provincia de Barcelona.

Cursó la carrera de Ingeniero Industrial en la Escuela Politécnica de Barcelona y el Doctorado, en la de Madrid.

Desarrolló su vida profesional en el campo de la seguridad de los trenes, ocupando puestos de responsabilidad en la Dirección de Seguridad en la Circulación de la Red Nacional de Ferrocarriles Españoles (Renfe), como técnico especialista en circulación y en instalaciones de seguridad, y posteriormente en temas normativos sobre dichos campos, como Jefe de Normativa Reglamentaria.

Participó en el concurso de guiones cinematográficos de TVE “Versión española” con su historia “La Tiranía del silencio”, ambientada en la posguerra del mundo rural de Cataluña.

“Cartas a mi hija Raquel (Recuerdos de aquella España, Una, Grande y Libre)”, es su primer libro publicado. En la actualidad, tras su prejubilación, reemprende su gran afición, contar historias, dedicándose a terminar sus proyectos inconclusos, la segunda parte de sus memorias, correspondientes a la España democrática (de 1977 hasta la actualidad) y su primera novela sobre el mundo que vivió un joven vasco Txomin, al que llamaban Mutil, y que se sintió atraído, al igual que otros jóvenes vascos, por el canto de los cisnes de un nacionalismo furibundo que les apoyó y ensalzó como héroes, cada vez que apretaban el gatillo.