Creer es lo más bonito que puede haber, ese poder que nos hace luchar por lo que queremos, sentir su verdadera esencia es estar vivos…
Este libro es un cúmulo de retazos de una vida, de un destino todavía incierto pero seguro e ilusionado de ser, una esperanza en el camino, una nueva forma de observar lo que nos rodea, la posibilidad de llenarnos de todas aquellas cosas que nos meremos tener, vivir, sentir.
Sólo se trata de abrir una puerta a la felicidad del ser humano, al escribirlo, me he sentido llena de una energía universal inmensa para poder trasmitir, una manera de comprender mejor aquello que nos deja temerosos ante el porvenir.
No trata de convencer, no intenta complicar la vida de nadie, muy al contrario, sólo espera ser un faro de luz inmensa, que pueda iluminar a cada ser que quiera buscar su sendero a la felicidad y sobre todo, una brújula para orientarles en el mismo.
Intentar dejar claro que somos energía en estado puro y esas energías no mueren nunca, científicamente es así, espiritualmente son eternas.
Que la lectura os envuelva mágicamente y que el mensaje con el que os intenta llenar, sea la gracia divina para volver a creer y que haciéndolose manifieste todo en vuestros corazones y almas, para así llegar a ver.
Gracias a Dios, a mis ángeles bellos y a todos aquellos que forman parte de mí, gracias a vosotros por dejar entrar esta luz en vuestras vidas, gracias, mil gracias.

QUE LOS ANGELES GUIEN VUESTRO CAMINO POR SIEMPRE.

ISBN: 978-84-96910-99-7
Nº de páginas: 68
Encuadernación: Rústica
P.V.P: 12 € más gastos de envío.

María José Pérez. 1973, en una noble y sencilla familia. Estudie en el colegio Ramón llull de la misma localidad y continué al finalizar el mismo, estudiando varios idiomas y formación profesional.
En mis ratos libres siempre he escrito poesía, aunque nunca llegué a publicar nada, trabajo en el sector turístico y los ratos que puedo escucho y conforto a todo aquel que se sienta perdido. Éste es mi primer libro, siempre estuvo en mi mente pero nunca llegó el momento adecuado para su nacimiento y hoy, es el milagro con el que más puedo mostrar a todos, que “Creer es Ver”…