Sin embargo no me uní al transcurso del tiempo, evité el paso de los días y las estaciones se pararon en un invierno. Total, para soñar aquella pesadilla no necesitaba más que una imagen y la tenía en tus ojos; era mi reflejo. Las palabras se han ido sucediendo, se han amontonado unas sobre otras formando su propio mundo… He llegado a poseer algo sin saber el qué y luego, todo entre mis dedos se ha ido fundiendo para hacerse presencia como un algo posible. ¡Ya no había nada! Ahora te detienes y me preguntas, y surgen estos textos como una contestación al vacío que tu huida ha marcado; no hay respuesta por tu parte. Aún así, siento la caída, la demuestro con un dios que es una simple nada, luego, más tarde, hay un paso extremo a la inmortalidad… y vuelvo a tu silencio. En él la música suena y atrae hacia lo irrompible un alma triste llena e invencible.
No creas en estas palabras que te cuento, que surgen etéreas frente a un mar vacío de hombres y fronteras. He sepultado hace ya tiempo la vaporosa tranquilidad del que no siente…
Muestran estos textos el recorrido por los pliegues de este mundo, la línea que nos lleva de la belleza a la inmaterialidad, la desaparición de un dios que hace ya tiempo alguien había dicho que ya estaba muerto. Invoco al desamor, a la falta de conciencia, a la verdad del alma… Le lloro al sexo ilimitado, a la desaparición del bien y del mal, a la inexistencia del espíritu…
Me sumerjo en un viaje por las miserias del hombre…

Primera edición: 2007
ISBN: 978-84-96910-16-4
Nº de páginas: 108
Encuadernación: Rústica
P.V.P: 11 € más gastos de envío.

1 euro de la venta de cada ejemplar irá
destinado a la ONG Fundación Plataforma Solidaria de Asturias.


Guillermo Páramo (Oviedo, 1972) se traslada a Madrid a los 16 años para estudiar. Viaja luego a los Estados Unidos en un intercambio académico. Posteriormente cursa estudios de Arquitectura de Interiores en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, que completará con sus estudios de Arquitectura en el Canterbury Schooll of Architecture en el Reino Unido.
Su carrera como escritor, aún siendo anterior, comienza en el año 2006 con la publicación de su primer libro “En la Inmensidad de lo Mínimo”, formado por varios cuentos conectados entre sí. Le sigue este segundo texto clasificado dentro de la prosa en verso, formato en el cual el escritor se encuentra bastante cómodo. “Espero que esta nueva publicación de lugar a otras incluso más interesantes si cabe donde pueda poner de manifiesto el sentimiento trágico de la propia existencia del hombre; un existencialismo potente que nos lleve a tener una ligera conciencia sobre nosotros mismos como seres”.